La voz faríngea – La Tercera Voz

la voz faríngea - la tercera voz

Qué es la Voz Faríngea – La Tercera Voz

Es cierto que muchos términos ya fueron aplicados y otros se vienen aplicando a las técnicas para el desarrollo de la voz cantada y que la voz faríngea – la tercera voz es uno de ellos. A veces nos deparamos con tantos de estos nombres que nos quedamos pensando: «¿Pero a qué exactamente se refiere esto?

Recientemente leí un comentario de una persona en un grupo en las redes sociales que indicaba el desarrollo de «la voz faríngea» – la tercera voz, como opción a una persona que tenía dificultades para hacer la voz mixta. Bien, ese fue el momento en el que decidí aclarar las cosas sobre el tema.

Por Qué se Llama la Voz Faríngea – La Tercera Voz

Es posible que aunque no seas un cantante experto ya hayas oído hablar de términos como «voz de cabeza» y «voz de pecho», lo que obviamente puede haberte llevado a pensar en que es posible concebir la idea de una «voz mixta».

Así que primero aclaremos las cosas porque para entender de lo que hablamos debemos saber qué es la Faringe.

La Faringe

faringe

La faringe es la parte del tracto respiratorio y vocal de nuestro cuerpo que se encuentra entre las cuerdas vocales y las fosas nasales. Por esa razón se la podemos dividir en tres zonas: laringofaringe (laringe), orofaringe (pasaje a la boca) y nasofaringe (detrás de la nariz), como queda bastante claro en la siguiente imagen.

Una vez entendido esto, empezamos a hablar de resonancias.

La Resonancia Vocal

La resonancia de la voz es el elemento que le confiere carácter y color al timbre. Ocurre en elementos del cuerpo como la caja torácica (por simpatía), la laringe (que se mueve, subiendo y bajando), la cavidad oral (boca), las cavidades nasales (fosas nasales).

Cuando las cuerdas vocales vibran con el paso del aire, se produce el tono fundamental de la voz. Dicho tono no es audible, es decir, todavía no es nuestra voz.  Para que se haga audible, debemos moverlo por los elementos de resonancia, para que los armónicos del tono fundamental sean valorados. Esa acción la hacemos con los elementos articuladores.

Los Articuladores

Los articuladores son los elementos que movemos y que confieren cualidades a lo que finalmente oímos como nuestra voz cantada. Son la laringe, la mandíbula, la lengua y el paladar blando.

La Voz Faríngea – La Tercera Voz y Su Producción

Si queremos conocer a la voz de pecho, tan solo tenemos que hablar. Se trata de la voz más cómoda que vibra en la región del tórax (por simpatía), en la laringe y mayormente en la boca. Se trata de la voz que utilizamos para cantar cuando no tenemos mayor información sobre las características de nuestro cuerpo como instrumento y sus posibilidades de producir sonidos cantados. Pero es una voz que no nos permite amplitud en la escala musical, es decir, no nos permite hacer agudos sin que, tarde o temprano, dañemos el tracto vocal.

Y entonces, cuando queremos hacer los agudos que la voz de pecho no nos permite hacer, pasamos directamente a la voz de cabeza, es decir, a la resonancia vocal que podemos obtener al utilizar los movimientos laríngeos y el paso del sonido vocal por las fosas nasales. Lo que ocurre es que sonamos totalmente distintos en términos de color, potencia y brillo. Es como si fuéramos un cantante en la voz de pecho y otro en la voz aguda.

Es cuando surge entonces la necesidad de «igualar» la voz entre la voz de pecho y la voz de cabeza, es decir, producir una voz que mezcle los dos registros manteniendo la uniformidad vocal. Para que suene como una misma persona que canta en toda su extensión de voz, sin quiebras de  brillo y timbre. Y esa es la voz faríngea – la tercera voz o como podemos entender, una calidad de voz mixta.

Cómo Hacer la Voz Faríngea – La Tercera Voz

Hay formas diferentes de lograr hacer la voz mixta. Y la diferencia se encuentra en la forma como utilizamos a los elementos articuladores, poniendo especial atención en el posicionamiento de la laringe y en el trabajo consistente de la musculatura laríngea.

La Laringe

lalaringe

Podemos decir que la laringe es un «bloque» totalmente articulado en si mismo por un conjunto de cartílagos y músculos, del cual forman parte las cuerdas (músculos e ligamentos) vocales. Se encuentra en la parte superior de la tráquea.  Pero lo más importante que hay que entender es que el bloque laríngeo puede moverse en la garganta.

Y lo todavía más importante es comprender que la voz mixta puede ser lograda manteniendo la laringe en una posición un poco más baja o un poco más alta.

Las Técnicas de La Voz Mixta

La Laringe Baja

Cuando producimos la voz mixta con la laringe en una posición un poco más baja, el timbre adquiere características de más oscuridad y redondez.  Apoyando la voz con los músculos intercostales ganamos en resonancia en los graves. Además adentramos a los resonadores nasales desde un espacio amplio en la orofaringe y la nasofaringe.

El posicionamiento más bajo de la laringe no favorece la emisión de los límites agudos de la tesitura vocal. Muchas sopranos líricos acaban por cantar como spintos o dramáticos en la ópera a causa de ello. Así que un cantante podría alcanzar más agudos en el extremo de su registro vocal con otro posicionamiento laríngeo. Pero, si no lo hace bien puede ser a la costa de una quiebra en su timbre.

La Laringe Alta

Cuando producimos la voz mixta con la laringe en una posición un poco más alta, el timbre adquiere características de más clareza y menos redondez, algo así como la producción de una voz más metalizada, favoreciendo la articulación de las consonantes cantadas. Aunque también sea empleado por cantantes de ópera, principalmente tenores y sopranos y obviamente sin exageros, es ampliamente empleado en el canto popular.

Además, el posicionamiento más alto de la laringe favorece la emisión de los límites agudos de la tesitura vocal, sin incurrir en la descaracterización del timbre al hacerlos.

Ojo – La Voz Faríngea No es el Twang

El Twang es otra forma de emitir la voz. Hablaremos de ello en otra ocasión. Lo importante es no confundir la voz faríngea – la tercera voz, con el twang que son dos cosas muy distintas. Aunque el twang se pueda hacer también con la laringe alta es una técnica diferente.

A seguir,  os dejo una parte extraída de un artículo en inglés en el cual Guy Babusek habla de la voz faríngea – la tercera voz y su experiencia al desarrollarla. Al final encontraréis dos vídeos que exponen claramente el proceso para lograrla.

La Voz Faríngea – La Tercera Voz – Por Guy Babusek

Los sonidos que estoy haciendo en la grabación adjunta probablemente sonarán a la vez extraños y cómicos para usted. Esto es especialmente cierto si nunca antes has escuchado un entrenamiento faríngeo avanzado de la vieja escuela. El desarrollo de la voz faríngea de manera tradicional es un proceso que lleva muchos años.

Recuerde que comencé a construir lentamente el mecanismo faríngeo, diariamente, hace unos 28 años. Tenga mucho cuidado antes de intentar este tipo de entrenamiento con su propia voz.

¿Por qué hacer sonidos tan ridículos?

La voz faríngea a menudo se llama «voz de bruja», pero, para mí, suena mucho más como un graznido. Pollos, patos, cuervos, etc. son modelos de sonido mucho más apropiados para la voz faríngea.

Cuando te plantees que estás dedicando tanto tiempo de tu práctica de canto en desarrollar sonidos tan extraños, la clave está en que recuerdes que estás construyendo tu voz mixta para tener una técnica de canto superior.

La voz faríngea desarrollada trae poder de resonancia a la voz. Da grandes cantidades de control sobre la dinámica, el registro, la velocidad, la precisión tonal, la velocidad de vibrato y la flexibilidad.

La voz faríngea también se solía utilizar en la vieja escuela para revitalizar las voces desgastadas.

Una voz faríngea correctamente desarrollada da literalmente una «ventaja» a la técnica de la mayoría de los cantantes.

A menos que un estudiante sea cuidadoso en la forma en la que aborda el desarrollo de la voz faríngea, el mecanismo tiene un valor artístico o técnico limitado.

La dedicación y el compromiso a largo plazo fueron claves para la excelencia en la vieja escuela, y lo siguen siendo hoy en día.

Tómatelo con calma

No puedes apresurarte a desarrollar la voz faríngea. Cuando la descubras por primera vez, es posible que sientas que está jugando al escondite contigo. La voz faríngea me recuerda a una ardilla temerosa de su propia sombra. Mucha demasiado pronto SIEMPRE hará que corra asustada y se esconda.

Cada vez que te encuentres con problemas para acceder a la voz faríngea, es probable que sea porque lo estás haciendo muy fuerte o estés practicando demasiado rato. Si has intentado llevar la voz faríngea demasiado lejos, demasiado rápido, necesitarás desconectar por un tiempo de ella y aprender cómo construirla correctamente.

Crea una voz versátil

La voz faríngea puede marcar la diferencia entre una buena voz y una GRAN VOZ.

Desarrollar la voz faríngea es un proceso muy delicado. No es una herramienta de reparación rápida.

Encuentra a un profesor que sepa cómo desarrollar la voz faríngea de la manera tradicional, y trabaja con él diligentemente cada semana, durante varios años.

Los años van a pasar de todos modos. ¿Por qué no dedicar ese tiempo a desarrollar una técnica vocal superior?

Deja de perder tu tiempo con promesas de resultados «rápidos» y comprométete a estudiar canto a la vieja usanza. Despacio. Durante tiempo.

Entrenamiento faríngeo aislado

Mezcla suave